La casa azul de Frida Kahlo


La historia de la famosa casa azul de Frida Kahlo empieza cuando el padre de esta, Guillermo Kahlo, un fotógrafo y periodista alemán que emigró a Mexico, compró esta casa en 1904 para convertirlo en su estudio artístico, en una zona céntrica y de las más bonitas de la ciudad de Mexico, Coyoacán.

Tiempo más adelante, cuando Frida Kahlo y su hermana Cristina Kahlo todavía eran pequeñas, la familia decide mudarse a la casa azul.
Por ese entonces, la casa no era como la conocemos ahora, solamente tenia 800m2 y todavía no tenía ese gran jardín, si no algunas habitaciones alrededor de un pequeño patio.

Frida Kahlo y Diego Rivera son los hicieron ampliaciones en la casa años más tarde, cuando se mudaron a ella después de su segundo matrimonio en el año 1929, dándole a la casa la influencia de los pueblos mexicanos que tanto admiraban.

Por la historia de la casa azul han pasado nombres ilustres de la historia como Leon Trotsky, Henry Moore, Remedios Varo, André Breton o Chavela Vargas.


Fué en los años 30 cuando Frida Kahlo remodeló la casa azul con un nuevo diseño y distribución de las áreas, hasta que quedó tal y como la vemos hoy en día, con este azul tan intenso.

Una de las partes más características de la casa azul de Frida Kahlo es el jardín, con su pirámide llena de figuras prehispánicas, tan adoradas por Frida Kahlo, árboles y plantas nativas de Mexico como naranjos, granadas y chabacanas y con mucho espacio para que corrieran los animales de la casa (un gato, un perro, una gallina y un perico), dejando ver la gran importancia e inspiración que era la naturaleza para Frida Kahlo.

Actualmente el museo casa azul de Frida Kahlo consta de 10 estancias que se pueden visitar. La cocina con el horno de leña que usaba Frida a pesar de ya poder usar cocinas de gas, los dormitorios con cama de día y cama de noche donde la artista pintaba sus autorretratos, un estudio con un gran ventanal y una decoración prehispánica y una habitación donde podemos encontrar las cenizas de Frida Kahlo en una urna de cerámica.

En el año 1958, cuatro años más tarde de la muerte de Frida Kahlo, Diego Rivera la donó y la casa azul se convirtió en museo. Pero puso una condición, se podrían abrir todas las estancias excepto el baño, que tendría que se abierto muchos años más tarde.
Y así fué, pasaron los años hasta que cinco décadas más tarde se abrió la puerta del baño con la sorpresa de que dentro estaba absolutamente lleno de material inedito. Libros, cartas, vestidos, juguetes, cuadros… Una muy grata sorpresa.

 

Horarios
Precios
Ubicación
Recomendaciones
Horarios

Martes: 10.00 – 17.00
Miércoles: 11.00 – 17-00
Jueves a Domingo: 10.00 – 17.00

Precios

Entre semana
Entrada general: 250.00$
Nacionales: 110.00$
Estudiantes y profesores: 50.00$
Estudiantes de primaria y secundaria: 25.00$
Adultos mayores: 25.00$

Fin de semana
Entrada general: 270.00$
Nacionales: 130.00$
Estudiantes y profesores: 50.00$
Estudiantes de primaria y secundaria: 25.00$
Adultos mayores: 25.00$

El museo es gratuito para:
-Niños de 6 años o menores
-Personas discapacitadas
-Personas de escasos recursos que lo soliciten previamente. Estos deberán enviar la solicitud a: actividadesculturales@museofridakahlo.org.mx

Visitas guiadas:
En español – 600.00$
En inglés – 700.00$
Se deben solicitar con antelación a: relacionespublicas@museofridakahlo.org.mx

+30.00$ para tener el permiso para sacar fotografías sin flash

Ubicación

La casa azul está situada en:

Londres 247, Colonia Del Carmen, Delegación Coyoacán, C.P. 04100, Ciudad de México, México

Recomendaciones

No se permite la entrada al museo mascando chicle

Si traes pertenencias de este tipo, tendrás que dejarlas en la conserjería del Museo:

Mochilas y paquetes mayores a 35 cm.

Paraguas

Alimentos

Juguetes

Cualquier tipo de líquidos

Selfie-stick

Sillas porta-bebés

Gorras o sombreros

Gafas oscuras

Para más información podéis contactar con la página oficial de la Casa Azul, el museo de Frida Kahlo www.museofridakahlo.org.mx

Deja un comentario